Información importante sobre cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información

900 11 21 21

L-J 8:00 - 15:00
V 9:00 - 15:00

Lobna Karouaoui: “Pensaba que por ser chica me iba a ir mal, que no sabría hacerlo, pero me está yendo bien y estoy muy contenta”

A pesar de sus reticencias iniciales, esta joven de Mallorca está inmersa en sus estudios de FP de "Técnico en Construcción" en la Fundación Laboral de Baleares, que será el primer paso para cumplir su sueño: ser arquitecta

Entrevista

Con apenas 16 años, Lobna Karaouaoui ya tenía claro su futuro: quería ser arquitecta. Sin embargo, cuando esta joven de Mallorca terminó los estudios obligatorios, se decantó por un camino diferente del habitual. En lugar de seguir con sus estudios de Bachillerato, Lobna está cursando el ciclo de Grado Medio de “Técnico en Construcción” que la Fundación Laboral imparte, junto al IES Politécnic en Palma. Unos estudios que le llevarán, de una manera más práctica y con experiencia profesional en el sector de la construcción, a los estudios que le gustan. Si bien tuvo algún reparo a la hora de inscribirse por el hecho de ser chica, todos sus miedos se han despejado y ahora Lobna, a lo largo de dos cursos y 2.000 horas lectivas, conocerá de primera mano un sector al que quiere seguir unida.

PREGUNTA.- ¿Cómo conociste este ciclo de Formación Profesional? ¿Por qué te inscribiste en el curso?

RESPUESTA.- Me recomendaron hacer este ciclo desde el instituto en el que estaba estudiando la ESO. Me preguntaron a qué quería dedicarme y yo les dije que quería estudiar arquitectura, así que me dijeron que probase suerte con este Grado Medio.

P.- ¿Por qué no has optado por estudiar Bachillerato?

R.- Porque yo creo que a través de este ciclo me va a ser más fácil poder dedicarme a lo que me gusta. Al ser más práctico, yo creo que me va a resultar más sencillo que el Bachillerato. Además, creo que me va a aportar experiencia y voy a poder ver un poco cómo funciona el sector.

P.- ¿Por qué te atrae la arquitectura desde tan joven?

R.- No lo sé. Es algo que me gusta. Me llama la atención trabajar con planos, representarlos… También me gusta dibujar, así que puede ser una buena salida.

P.- ¿Tenías alguna experiencia o relación con el sector antes de hacer el curso con la Fundación?

R.- Yo, personalmente, no, pero mi padre se ha dedicado a la albañilería, ha sido albañil. Pero es verdad que yo nunca le había visto trabajar en este oficio. Cuando le dije que quería hacer este curso y por qué lo quería hacer, me animó. Me dijo que mientras me fuera bien, que siguiera adelante.

P.- ¿Qué habéis visto en el curso? ¿Qué es lo que más te llama la atención de lo que estáis viendo?

R.- Desde septiembre hemos estado haciendo trabajos de encofrado, hemos replanteado, hemos hecho tabiques… Y también hemos hecho planos. Este módulo, al estar muy relacionado con el tema de la arquitectura, me ha llamado bastante la atención.

P.- ¿Cómo está siendo tu experiencia en el curso?

R.- La verdad es que está siendo una buena experiencia. Me está gustando mucho, sobre todo ver cómo funciona todo esto. Además, al verlo de cerca, creo que cualquier persona puede hacer este tipo de trabajos. Da lo mismo que seas hombre o mujer.

P.- ¿Qué esperabas de este curso? ¿Se está cumpliendo?

R.- De este curso espero titularme y poder seguir mis estudios con un Grado superior. También, por supuesto, aprender y saber cosas nuevas. Yo no había colocado ladrillos antes de empezar este curso, nunca. Y la verdad es que me lo imaginaba todo más teórico. Y teoría no hay mucha, es todo más práctico. Ahora estoy aprendiendo poco a poco lo que son estos oficios a pie de obra. Por otro lado, también es verdad que en cuanto al esfuerzo físico, tampoco he visto gran diferencia respecto a lo que me esperaba de estos trabajos.

P.- ¿Hay más chicas en el curso?

R.- Estamos dos chicas, y en total en clase somos diez alumnos. Mi compañera y yo ya nos conocíamos de antes, íbamos juntas al mismo instituto, y las dos tenemos la idea de estudiar arquitectura, así que nos apuntamos a la vez.

P.- ¿Se sorprendieron tus compañeros al ver chicas el primer día de clase?

R.- Claro, yo supongo que sí. No nos dijeron nada, pero creo que se sorprendieron. Luego ya les comentamos mi compañera y yo que lo que queríamos era seguir estudiando y parece que les cuadró un poco más que estuviésemos allí. Ellos lo que buscan con este curso es dedicarse profesionalmente a temas de albañilería. Ahora la verdad es que estamos muy bien con ellos. Además, la relación con los profesores también es muy buena, son buenos profesores: lo explican bien y se les entiende todo.

P.- ¿Ha habido algo que no te haya gustado o que te haya costado más?

R.- No, nada. Yo creo que el único límite que he podido tener por ser chica ha sido a la hora de levantar un bloque pesado. Todo lo demás yo creo que lo puede hacer cualquier persona sin ningún tipo de problema.

P.- También estáis haciendo prácticas en los talleres, ¿cómo está siendo la experiencia?

R.- Se me está dando muy bien, me gusta mucho. Una de las últimas prácticas que estamos haciendo es levantar tabiques, hacer una pared. Aparte, el año que viene, tendremos prácticas en empresas. Ya he pensado en ellas y me da un poco de miedo enfrentarme a ello, pero hay que hacerlas.

P.- ¿Dudaste en algún momento en inscribirte a este ciclo por ser una chica?

R.- La verdad es que al principio sí me dio un poco de reparo, pero luego ya se me ha dado todo muy bien y no me arrepiento, para nada. Pensaba que todo esto era muy masculino y que, por ser chica, me iba a ir mal en este curso, que no sabría hacerlo. Pero la verdad es que me está yendo súper bien y estoy muy contenta. Desde que empecé el curso, no he pensado en dejarlo.

P.- Ahora que te has iniciado un poco en el sector, ¿te animarías a irte con tu padre a hacer trabajos de albañilería?

R.- Mi padre ya no está trabajando en esto, pero creo que si tuviera que dedicarme a la construcción lo vería bien, no estaría mal. Antes de este curso yo creo que nunca me lo hubiera planteado. Hacer este curso me va a permitir seguir estudiando y coger más experiencia en el sector.

P.- ¿Por qué crees que las chicas no se animan a formarse y formar parte de este sector?

R.- La verdad es que no lo sé. Yo creo que se considera que la vida del albañil es más masculina. Pero yo también creo que a las mujeres, si les gusta esto, deberían intentarlo y probar.

P.- ¿Qué le dirías a una chica joven que se plantea meterse en el sector de la construcción?

R.- Yo le diría que lo hiciera, que siguiera adelante. Si hay una chica que quiere estudiar este tipo de oficios, yo la animaría. Le diría que no tuviera miedo porque, si le gusta, cualquier persona puede trabajar y dedicarse a esto.

 

* A través de estas entrevistas, la Fundación Laboral está intentando dar más visibilidad a las mujeres del sector de la construcción. Si eres una de ellas y quieres dar a conocer tu experiencia en el sector, ¡ESCRÍBENOS! a prensa@fundacionlaboral.org. ¡Estamos deseando conocerte y dar a conocer tu historia en el sector!

Subscríbete de balde ao noso boletín semanal de novas.

=

CLÁUSULA DE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN.
  • Finalidad del tratamiento: mantener al usuario informado sobre la actualidad de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN y del sector de la construcción.
  • Legitimación: consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Sus datos no van a ser cedidos a terceros, salvo que exista una obligación legal. Sólo podrán ser tratados por colaboradores de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN para la gestión de sus sitios web.
  • Derechos de los usuarios: ejercicio gratuito de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de los datos tal y como se describe en la información adicional. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en el siguiente enlace.

Lin e acepto a cláusula de protección de datos do Boletín

Para non volver a recibir o boletín, podes darte de baixa aquí